NO ME HAGAS RECORDAR

Publicado en por FRANKO SERVÁN

GRACIAS, FU-HI

Sé que los chinos dieron muchos inventos al mundo, alguno de los cuales, a título personal, les estoy agradecido. Pero, uno en especial es el que me hace escribir hoy. Es “la pelota”. Rellenadas con cerdas, la crearon el siglo IV antes de Cristo, pasaron a ser de visceras de animales,  cuero, trapo, plástico y látex.

Las hay grandes, chicas, profesionales, amateurs, para la playa y hasta para hacer ejercicios. En Gran Bretaña los pueblos disputaban grandes enfrentamientos, que consistían en llevar el balón de pueblo a pueblo, ganando quien lo haga primero. Los Mayas tenían un juego parecido al básquetbol, con la mínima diferencia que la canasta(que era una piedra hueca sin red) se encontraba verticalmente, y el equipo perdedor era sentenciado a muerte.

Suerte que las reglas cambiaron, ya que si hoy en día los perdedores en los diferentes deportes tuvieran el mismo castigo, la Federación Peruana de Fútbol sería un cementerio con proporciones épicas.

Ahora, hay algo cierto sobre la pelota. Sin dudarlo, el que conoce alguna, es feliz. Ya sea imitando a su deportista favorito en el  barrio, rodeado de los amigos, o solo, frente a una pared, corriendo tras ella, pateándola, cabeceándola, enviándola con puntería  hacia una canasta, golpeándola con una raqueta o un bate, y utilizándola como lo hacen  en tantos otros deportes que sin ella no existirían. 

 El mundo no hubiera conocido a  Diego Maradona, Cecilia Tait, Rafael Nadal, ni a Michel Jordan. Si la pelota no hubiera sido creada por aquel Gobernante de la China antigua, Fu-Hi. Él apelmazó varías raíces duras hasta formar una masa esférica que recubrió con pedazos de cuero crudo, sencillamente solo para jugar a pasarla de mano en mano; y lo mismo las culturas mesoamericanas que hicieron que rebote, pues inventaron la pelota de caucho y látex.

Tampoco tendría los mejores recuerdos de mi padre. Cuando tenía 10 meses unos niños estaban jugando con una pelota enfrente de mí y de mis padres. De pronto, la pelota vino hacia nosotros. Yo, que estaba sentado, me levante y di mis primeros pasos tras ella. Desde aquel día mi padre no dejo de mostrarme todo lo que podía hacer teniendo un balón en sus pies, que no era poca cosa, pues era el mejor de todos.

Disfrutaba tanto viéndolo jugar. Cuando él me veía hacerlo o cuando los dos lo hacíamos juntos en un parque, en la calle o un estadio. No importaba dónde. Mi padre, yo y la bendita pelota éramos felices.

Mi hijo, solo tiene 7 meses y todavía no sabe caminar, pero vaya que hace el intento. Para su mamá es difícil explicarse por qué, de tantos juegos que tiene con baterías, que se mueven solos, que hablan, que tienen luces, que son caros, él prefiere su pelota. Ella lo mira jugar y dice:

-¿Qué gracia tiene eso?

-Igualito a su padre salió.

Si no existiera la pelota no me despertaría a las seis de la mañana impulsado por él.  Apenas abre los ojos, solo piensa en encontrar esa circunferencia de plástico, blanca y azul, casi tan grande como él. La divisa desde lejos, está en el patio dentro de un canal de agua, agita brazos y piernas, empujándome con todas sus fuerzas hacia ella.

Logra alcanzarla, en su rostro se dibuja una sonrisa enorme, que muestra una alegría infinita. La empuja de un lado a otro mostrando la misma excitación al ir tras ella hora tras hora. Lo mantengo firme en mis brazos, le enseño a patear, corro con él tras la pelota, la domino, mientras él no la pierde de vista. Grita con cada cabezazo que doy. Y suelta una carcajada cuando su madre no puede hacerlo.

Al final del día, cuando él, de cansancio se queda dormido, tanto brazos como espalda me duelen, como si hubiera recibido una paliza. Pero, no me quejo. Por el contrario, me acuesto y esbozo una sonrisa. Pues, estoy seguro que, cuando tenga que partir de esta vida, mi hijo sabrá que aquella pelota, que lo hace tan feliz, la que me hace recordar a mi padre, la que hacía que él recuerde al suyo, la que siempre recordará, fue un regalo con todo el amor del mundo, de su Papá.

Etiquetado en narrativa

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Rod 06/05/2010 06:20


Hola! Espero te encuentres muy bien! Felicitaciones! Buena entrada! Te puedo pedir favor que me prestés la imagen para q la ponga en mi Facebook me gusto bastante. Saludos desde Guatemala.


FRANKO SERVÁN 06/05/2010 20:34



gracias todo bien por aqui, sobre la imagen solo mandame un correo a donde enviarla y te la paso.



lahijadelalagrima 05/05/2009 15:58

bravazo, lo uniko ke no comparto es ke ¿komo ke una pelota blakiazul? debería ser krema y roja...igual muy bueno

FRANKO SERVÁN 08/29/2009 17:50


Yo digo lo mismo pero la blanca con azul es clásica, la tuve yo tambien de chico y fué por eso, pero crema desde el vientre, igual mi hijo.